Un Lab es una metodología pero también un arte. Un espacio cuidado para que inspire y active el pensamiento lateral. Un evento disruptivo que tiene como resultado decisiones estratégicas y networking. Al día siguiente de participar en uno de ellos, Silvia Estrems, compartió en su feed de LinkedIn un post que ponía palabras a lo intangible y daba testimonio del valor de su experiencia en estos términos:

“Os comparto mis observaciones después de un día en NAOC Lab:

– la importancia / necesidad de salir del día a día par trabajar sobre retos empresariales

– un día bien organizado permite resultados concretos.

– cada uno de nosotros tenemos habilidades cerebrales que usamos más habitualmente para actuar. Ser consciente de cuáles son es un primer paso para desarrollar las demás y ser más efectivo.

– la riqueza del “out of the box” para identificar soluciones concretas.

¿Qué ha sido la jornada de NAOC Lab?

Entre otros una combinación de:

– Dos horas de ruta en solitario (con vistas fantásticas – ver foto) para tomar consciencia de cómo actuamos.

– Un proceso fluido entre indagación individual y inteligencia colectiva para identificar las palancas de acciones a plantear.

– La evaluación del momento empresarial actual (visión, efectividad, recursos y relaciones) y deseado.

– Saber qué datos recogemos antes de actuar, cómo decidimos, y qué nos motiva.

Gracias a Jesús Cartañà y Marga del Olmo que han hecho que esta jornada sea productiva (y un verdadero regalo).

Gracias a Pilar, Araceli, Konstantin y Raimon por sus aportaciones valiosas.”

Un testimonio del valor de su experiencia que agradecemos de todo corazón y nos emociona poder compartir.

Silvia Estrems - Testimonio Lab