Inteligencia emocional en acción: la aproximación de Six Seconds

Six Seconds es la comunidad de inteligencia emocional de referencia en el mundo. Desde su aproximación orientada a la acción para generar resultados, durante más de veinte años, ha desarrollado un modelo de la inteligencia emocional, métricas e informes para medirla y una metodología para desarrollarla.

Identificar patrones para mejorar resultados

En este modelo, una de las herramientas para desarrollar la inteligencia emocional es la identificación de patrones. En la medida en que somos conscientes de ellos, tenemos más opciones y capacidad de elección. Por el contrario, mientras operan de manera inconsciente, toman el mando en multitud de ocasiones y, a menudo, nos llevan a situaciones y resultados que no nos safisfacen.

Un patrón se descompone en tres elementos:

Identificar patrones para mejorar resultados
Patron Six Seconds. Piensa. Siente. Actúa

Pensamiento | ¿qué pienso?

Emoción | ¿qué siento?

Acción | ¿qué hago?

 

Casi cualquier situación puede leerse en estos términos: ¿qué he pensado? ¿qué he sentido? ¿qué he hecho? No importa en qué orden.

Un patrón puede verse como una hélice con tres aspas (pensamiento-emoción-acción) que nos impulsa. Las tres aspas forman parte de la misma hélice y, por consiguiente, en la medida en que somos capaces de modificar alguna de ellas, el movimiento afecta a todas y, en consecuencia, nos lleva a un lugar diferente.

 

Situaciones tipo

Observemos un par de situaciones con dos posibles patrones:

Situación 1 | “Cuando alguien me chilla…”

Patrón 1: 

-Pienso: debe de ser una persona violenta

-Siento: miedo

-Hago: obedezco

Patrón 2:

-Siento: rabia

-Pienso: a mí nadie me habla de ese modo

-Hago: chillo más

Situación 2 | “Cuando hay una competición…”

Patrón 1:

-Siento: excitación

-Pienso: voy a ganar!

-Hago: me aplico a fondo

Patrón 2:

-Pienso: competir es pernicioso

-Siento: rechazo

-Hago; me retiro

Evolucionar un patrón para llegar a sitios distintos y más satisfactorios

Los patrones son atajos del cerebro que nos ayudan a tomar decisiones de manera instantánea. Son extremadamente prácticos y, en general, nos facilitan la vida. Sin embargo, algunas de las estrategias aprendidas, asumidas como propias e integradas en nuestro operar inconsciente, con el paso del tiempo, pueden convertirse en un lastre. De ahí que cartografiarlos y revisar si, a día de hoy, nos refuerzan o debilitan, puede ser un palanca para mejorar nuestra efectividad, bienestar o relaciones. Especialmente porque, una vez identificados, se pueden cambiar. En otras palabras, identificar patrones para mejorar resultados.

Un patrón puede verse como una hélice con tres aspas (pensamiento, emoción y acción) que nos impulsa. Las tres aspas forman parte de la misma hélice y, por consiguiente, en la medida en que somos capaces de modificar alguna de ellas, el movimiento afecta a todas y, en consecuencia, nos lleva a un lugar diferente.

A la hora de cambiar cualquier de las aspas, algunas personas o situaciones son más fácilmente abordables desde el pensamiento, la acción o la emoción. No importa por cuál de ellas entrar: al mover una, se mueven todas.

Así por ejemplo, una posible opción para mover la situación 1, podría ser a través del pensamiento. Cambiando, por ejemplo, el “debe de ser una persona violenta” por, “si chilla, debe de sentirse amenazad@”. Desde ahí, evolucionar la emoción del miedo a la empatía y, de ahí, por ejemplo, a dar espacio para que la persona pueda calmarse y rebajar la tensión.

En la situación 2, si fuera necesario rebajar el impulso a la competición, una posible estrategia de cambio podría ser la acción. Cambiar el “me aplico a fondo” por “me retengo unos instantes” para, por ejemplo, pasar al pensamiento “merece la pena esta batalla?” para generar una emocionalidad de “calma”.

El cambio es una práctica y un proceso

Las posibilidades para evolucionar los patrones son infinitas. Puede que imaginar diferentes opciones para estas situaciones ficticias te impulse a la práctica de reconocer tus propios patrones, soñar otros desenlaces y empezar a vivir nuevas historias y experiencias.

Si te sirve de inspiración, aquí podràs encontrar diferentes ejemplos de patrones que se han hecho conscientes a partir de ejercicios de analogía viviencial, una de las herramientas que ponemos en acción en los Labs. Buen viatje!